En busca de un bebé en días fértiles: señales y cálculos

Anuncios publicitarios

La importancia de registrar y conocer el período fértil

Algunas mujeres pueden quedar en embarazo en el primer mes de búsqueda de un bebé, mientras que otras se tardan un poco más, pero, ¿a qué se debe esto? uno de los factores que influye de forma importante, es el cálculo de los días fértiles, pues se trata de esa fase de tu ciclo menstrual en el que cuentas con mayores probabilidades de quedar embarazada. Por lo que, si estás en busca de un bebé, es esencial que conozcas el funcionamiento de tu ciclo menstrual para reconocer los días en los que eres potencialmente fértil y así, identificar esos días en los que se aumentan las posibilidades para la concepción.

Omitir el conocimiento u olvidar la importancia de este período podría ser un contribuyente esencial para evitar quedar en embarazo. El hecho de que algunas mujeres queden en embarazo más rápido que otras, podría deberse a que las primeras llevan un registro sobre el comportamiento de su menstruación, lo que las ha llevado a conocer en cuáles días deben maximizar la actividad sexual, pero ojo, esto no debe implicar las relaciones sexuales de forma repetida en un sólo día, ya que la calidad de la esperma se reduce y con ello las probabilidades.

te puede interesar:

Calcular mis días fértiles: Períodos regulares y períodos irregulares

señales y calculos1Es necesario comprender que durante el período fértil, el flujo vaginal se presenta de forma abundante e incluso presentar una consistencia pegajosa, tal y como si se tratara de forma similar a una clara de huevo, en cuanto a su color, podría ser blanco casi transparente que si lo manipulamos, notaremos que su consistencia también es un poco flexible. Sin embargo, por diferentes razones, muchas mujeres omiten e ignoran la presencia del flujo en cualquiera de las presentaciones, incluyendo aquel que se genera durante el período fértil, por lo que no conocen ni saben cuándo están en esta etapa. No obstante, existen señales y cálculos que podemos hacer en nuestro ciclo menstrual, ya sea regular o irregular.

Hay que resaltar la importancia de conocer que el ciclo menstrual, a nivel general, es decir, en cualquier período ya sea regular o irregular, se divide en dos fases, la preovulatoria y la postovulatoria, las cuales se explican a continuación:

  • Fase preovulatoria: Esta fase inicia a partir del momento en el que llega la regla y termina su fase cuando se libera el óvulo, lo cual ocurre generalmente una vez inicia la ovulación. Sin embargo, la duración de la fase preovulatoria podría verse alterada por distintos factores, los cuales no comprenden riesgos ni complicaciones serias.
  • Fase postovulatoria: Esta etapa comienza a partir de que inicia la ovulación y termina justo un día antes de que inicia la siguiente regla, es decir, el día anterior a la menstruación. A esta fase, sí se le reconoce una duración regular que podría variar entre los 12 y los 16 días, generalmente.

Cuando mi periodo es regular (Ciclo desde los 28 hasta los 30 días)

Los períodos o ciclos menstruales se encuentran en estado regular cuando la duración de todo el período se mantiene entre los 28 y los 30 días. Lo que necesitamos para calcular entonces, los días fértiles, es un número de días específicos a partir del momento en el que inicia la regla, es decir desde el día en el que llega la menstruación, el cual será de 14 días posteriores. Esto sostiene, que una vez llegue tu período, será necesario que sumes 14 días a este, de esta forma podrás identificar cuándo empieza tu día fértil. Veamos un ejemplo:

Mi menstruación llega, generalmente el día 15 de cada mes, lo que debes hacer, entonces será sumar 14 al día 15: 15 + 14 = 29

Esto quiere decir que el día 29, podría iniciar tu período fértil, en otras palabras, el arranque de tus días fértiles. Es necesario que tengas en cuenta que cuando el óvulo es liberado, tiene vida aproximadamente entre 24 y 48 horas dentro del cuerpo.

Ciclo regular de 21 a 35 días

En caso de que tu período sea en este rango de tiempo y cuentes con un ciclo regular, el cálculo será diferente. Este ciclo es una variación que, aunque cuente con otro número de días para la duración, hace parte de un período regular. No olvides que para identificar si tu período es regular o irregular, es necesario que inicies un registro que te permita conocer el comportamiento de tu regla por algunos meses.

Anuncios publicitarios

En este caso, el cálculo trabaja de forma contraria, pues ya no se deberá adicionar, sino restar 14 días desde el primer día de la llegada de la regla. En este caso, el ejemplo podría ser el mismo: 15 – 14 = 1

Lo más probable es que el día uno del siguiente mes, inicien los días fértiles.

Cuando mi período es irregular

señales y calculosEn el caso de las mujeres que cuentan con un ciclo menstrual completamente irregular, los cálculos podrían ser sumamente difíciles de obtener, ya que la frecuencia no siempre es la misma y el ritmo varía de forma constante. Sin embargo, no todo está perdido, pues para estos casos, la mujer puede optar por la identificación de síntomas que se generar a partir de la ovulación para conocer sus días fértiles. Además, en el mercado ofertan varios instrumentos que permiten manifestar a la mujer, cuándo inicia esta etapa en un ciclo menstrual que se presenta de forma irregular.

Señales y síntomas de la ovulación

Aunque este tema toca especialmente a aquellas mujeres que tienen un período o ciclo menstrual de forma irregular, debido a que con base en esta sintomatología pueden identificar cuáles son sus días fértiles, lo cierto es que ayuda también para todos los casos, pues podremos darnos cuenta cuándo somos potencialmente fértiles con solo examinar una serie de aspectos clave de esta etapa.

Flujo vaginal: Los cambios y alteraciones

El flujo vaginal es natural, pero cuando se presenta de forma abundante por largos períodos de tiempo o presenta alteraciones que no habíamos notado sobre su contextura, color y olor, es necesario que acudamos al médico para descartar cualquier problemática que se esté generando al interior del organismo.

Es claro que durante el ciclo menstrual se pueden mostrar cambios sobre el flujo vaginal y este factor ciertamente permite conocer cuáles son nuestros días fértiles, por lo que será necesario examinar y observar el flujo.

En los días de ovulación, el moco cervical puede aparecer con mucha más presencia, es decir, se presenta en mucha más abundancia, su contextura puede notarse un poco elástica y clara, tal y como si se tratara de asimilar a la clara de un huevo. Para estar seguras de estas particularidades e identificar y confirmar la ovulación, con ayuda de papel higiénico o tu dedo introduciéndose en la vagina, podremos tomar una muestra y observar su estado. La ovulación estará terminando cuando el moco cervical es mucho más fuerte, es decir, ya no es tan elástico y puede tornarse un poco seco.

La medición de la temperatura basal

La temperatura basal hace referencia a la temperatura del cuerpo una vez nos despertamos, por lo que la podremos medir apenas nos pongamos de pie. Se relaciona de forma directa con el ciclo menstrual en las mujeres, debido a que el período es capaz de generar alteraciones sobre la temperatura que permiten identificar los días fértiles o la ovulación.

Ten en cuenta que la temperatura basal es mucho más baja cuando el ciclo no se encuentra en la ovulación, pero, una vez inicie, gracias a los efectos que produce la progesterona, puede elevar la temperatura desde dos hasta cinco décimas. El aumento de la temperatura basal, midiéndose cada mañana, se mantiene durante la ovulación, lo que quiere decir que se volverá a regular una vez inicie el siguiente período menstrual.

Otras señales que no debes pasar por alto

Además de la importancia de llevar un registro que te permita conocer cuáles serán tus días fértiles partiendo de la primera llegada de la regla, es necesario que tengas en cuenta otras señales que pueden contribuir a la identificación, como:

  • Sientes dolor en los ovarios, se presenta de forma menos intensa a la que aparece en la llegada de la menstruación. Ocurre de forma intermitente.
  • La densidad del moco cervical o flujo vaginal es importante y tiene mucha presencia
  • Aumenta en gran medida el flujo vaginal si lo comparas a otras veces en las que se presenta
  • Sientes sumamente sensibles los pechos
  • Tus pechos se hinchan y pueden tornarse mucho más pesados de lo normal
Anuncios publicitarios

Deja un comentario