Posiciones sexuales para el postparto: ¿Cómo practicarlas?

Anuncios publicitarios

Ejercicios y posiciones para después del embarazo 

Tras el parto, tu cuerpo presentará secuelas naturales de su estado anterior, por lo que podrás notar ciertos cambios que se modificarán con el paso del tiempo, pues el cuerpo se preparó de la mejor manera para el desarrollo de un nuevo ser dentro de ti. Durante este período, es probable que pierdas la seguridad y la confianza, pues tu cuerpo posiblemente no había experimentado un cambio de tal magnitud. Por esto es necesario que además de las posiciones sexuales que podrás disfrutar con tu pareja, recurras a una serie de ejercicios que permitan encender la pasión con tu pareja y devolverte la intimidad de la que tanto disfrutaban.

Los cambios son inevitables, reconocer y aceptarlos, además de sacarles partido son factores clave que te permitirán disfrutar plenamente de la experiencia de ser mamá y esposa a la vez. Haz que tu pareja sea cómplice de cada situación en el nuevo momento, pues tener una relación basada en una buena comunicación, permitirá que construyan su hogar sobre bases sólidas para ser mejores cada día.

te puede interesar:

La propiocepción

terminacionCuando logras concebir, tu organismo es capaz de desarrollar lo que se denomina la propiocepción. Este proceso se encarga de informar al cuerpo sobre la posición de los músculos y es sensible a las posiciones que toman las zonas contiguas del aparato reproductor femenino y cada una de las partes, esto quiere decir que eres consciente de las posiciones y la orientación que toman tus propios órganos. En este sentido, la actividad sexual se ve favorecida porque además de tener consciencia de esto, el proceso aumenta la sensibilidad de cada una de estas zonas.

Después del nacimiento del bebé, el deseo sexual también podría disminuir notablemente con agentes tales como: el cansancio por el parto, los cambios del horario, el tiempo de lactancia para el bebé, entre otros factores. Incluso, el cuerpo presenta cambios físicos que podrían dificultar las relaciones sexuales, pues pueden presentarse dolores cuando ocurre el parto por vía vaginal que se presentan durante las primeras semanas de haber dado a luz. Sin embargo, la práctica sexual es beneficiosa para el embarazo y el postparto, pues no se trata solo de la penetración entre los genitales, sino de aprender a disfrutar de cada zona del cuerpo, desde la cabeza hasta los pies y descubrir nuevas formas de placer. Tener este punto en cuenta, evitará que tengan que evitarse las relaciones sexuales cuando el coito no sea recomendado.

No olvides los ejercicios que deberás hacer para la recuperación del ejercicio natural de la zona pélvica cuando estés en el postparto.

Algunas mujeres pueden llegar sentir dolores fuertes durantes las relaciones sexuales, sobre todo si han tenido su bebé por cesárea, pues el dolor podría extenderse hasta los 18 meses posteriores al parto. Para este tipo de situaciones es necesario tener algunos aspectos clave en cuenta, de esta forma podrás sentirte cómoda y tranquila, pues cuidas de tu salud y le das tiempo a tu organismo de recuperarse.

Antes de conocer las posiciones sexuales que te servirán para practicar durante el postparto, ten en cuenta lo siguiente:

Anuncios publicitarios
  1. postparto1No se trata solo de sexo, sino de comunicación que ambos disfruten el placer. Varíen, pueden usar el sexo oral, las caricias y los mimos, la masturbación y demás. Lo que hay son opciones que pueden alternar, cambiar y descubrir es la clave.
  2. En caso de notar sequedad en la zona vaginal o perineal, usa lubricantes cuya composición esté hecha a base de agua.
  3. En este momento puedes estar mucho más flexible, por lo que las posiciones pueden integrar algunas otras básicas o muy particulares. No olvides que la comodidad es importante, sobre todo si estas implican posiciones dolorosas o difíciles de realizar.
  4. Debes tener en cuenta que mientras menos te fatigues, mejor, pues el área necesita tiempo para recuperarse y lo que queremos lograr es que logre encogerse, no agrandarse más.
  5. Estás en un momento en el que tu organismo se está recuperando, por lo que la alimentación es un factor clave. Procura tomar muchos líquidos y mantener una dieta balanceada, de esta forma se incrementará la energía en horas de la noche para la práctica sexual.
  6. Lo más recomendable es evitar la penetración vaginal durante al menos unas seis semanas después de dar a luz, pues debes recordar que tu cuerpo y tu organismo necesita un período de descanso para recuperarse. No obstante, el tiempo varía dependiendo de las condiciones en las que la mujer dio a luz y las molestias que se presente.

Con base en lo anterior, ahora si, conozcamos las posiciones para tener relaciones que podrás practicar con tu pareja. Eso si, recuerda que el tiempo de recuperación varía entre cada mujer, por lo que deberás retomar tu vida sexual cuando te encuentres lista para ello. Las posiciones son:

  • El molde: Esta postura es mayormente conocida como “la cuchara”.  Es una de las mejores posiciones para embarazadas y mujeres en el postparto, pues no implica la presión sobre el abdomen (zona que puede estar resentida) y permite una penetración placentera para ambos. Esto se debe a que las posiciones en las que el coito ocurre de lado, permiten una entrada del pene mucho más suave que en otras.
  • Mujer encima: Después del parto las posiciones para embarazadas y las mujeres en postparto, pueden usar este tipo de posturas donde la mujer se ubica sobre el hombre, ya sea sentada o acostada, de frente o de espaldas. En este tipo de posiciones es la mujer quien marca el ritmo de la penetración, además que puede modificarlos y coordinarlos a su modo, en caso de que llegue a sentir molestias y provocando placer para ambos.
  • Hombre encima: Estas posiciones que impliquen que el hombre se ubique sobre ella, requieren de cuidado para no apoyarse en el vientre, el cual yace resentido después del parto. Es recomendable que esta posición se practique de tal forma en que la mujer no tenga que elevar las piernas, sobre todo durante los primeros meses después del nacimiento del bebé, pues se podría ver afectado el útero después de una estimulación profunda.
  • Mujer sentada de espaldas o de frente: Este tipo de posturas son clave, pues además de no implicar presiones sobre el abdomen, tampoco lo comprometen en la zona del pecho, la cual también se encuentra sensible. Además de ser variable, esta postura le permite a la mujer llevar el ritmo de la penetración y a los hombres tienden a excitarse mucho con esto, por lo que la llama de la pasión aparecerá en caso de que se haya apagado y con mucha más fuerza.
  • Mujer dominante: Todas las posiciones que permiten que la mujer ejerza la dominación para el ritmo y la forma, pueden ser beneficiosas para ella, pues además de permitirle llevar el ritmo que desea para evitar molestias y poder acomodarse a ellas, le devolverá la confianza y la seguridad, además del deseo sexual para permitir la continuación de una vida sexual plena con la pareja.
Anuncios publicitarios

Deja un comentario